diumenge, 25 de novembre de 2012

Motivación, el verdadero multiplicador del rendimiento. (Reflexiones desde el tenis) (II)


El grado de motivación aporta el valor que permite que el jugador rinda por encima de su nivel técnico-táctico, o que rinda por debajo de sus posibilidades técnico-tácticas si la motivación es baja. Son muchos los factores que pueden influir en la motivación del jugador, a continuación presento algunos de los elementos que desde la psicología deportiva y el coaching, el entrenador debe incorporar:

  •           Las tres claves para estar motivados. El entrenador-coach, mediante sus habilidades comunicativas debe favorecer que los jugadores mantengan alimentados los tres pilares del sistema de motivación





  • Orientación hacia la tarea, motivación intrínseca. La motivación intrínseca es aquella que nos mueve a emprender alguna acción por el propio disfrute de la práctica de la misma, por el contrario la motivación extrínseca o orientada al resultado, nos mueve a realizar alguna acción para conseguir algún resultado a partir de ella. Los deportistas deben de presentar una motivación orientada a la tarea, mediante la cual el propio hecho de entrenar o jugar a tenis se convierte en medio y finalidad, para ello será fundamental que el entrenador proponga sesiones de entrenamiento y de feedback siempre orientándose a la mejora personal, la superación y no a los resultados perseguidos. La siguiente frase de Rafa Nadal explica a la perfección cual es la motivación necesaria:
                                                        


  •           Ser congruente. Todo deportista está de por si motivado, cada uno tendrá sus motivos, pero la gran mayoría irá a sus entrenamientos  ya motivados, por lo tanto lo más importante que el entrenador debe procurar  es no desmotivar! Para ello es fundamental ser congruentes, el entrenador debe de transmitir mediante su actitud  un estado emocional de motivación, no podemos exigir a los jugadores que se motiven mientras los observamos pasivos sentados en una silla. Sin duda, será más efectivo si adoptamos una postura erguida y tensa, nos movemos enérgicamente y les hablamos con un tono contundente y positivo.


diumenge, 29 de juliol de 2012

COACHING DEPORTIVO: "Como desarrollar el potencial personal del deportista". (Reflexiones desde el tenis) (I)

A continuación presento la primera de una serie de publicaciones que colgaré a propósito de como el coaching deportivo y la psicología del deporte pueden favorecer a un desarrollo integral de los deportistas, en concreto me oriento al deporte del tenis, el cual me ha ocupado tanto como jugador y como entrenador. Las siguientes publicaciones pertenecen a mi proyecto final en el "Curso superior de coaching deportivo: El entrenador emergente", si alguien desea mas información que contacte conmigo.


·       ¿Qué es y qué nos aporta el coaching deportivo?


El coaching, esa disciplina casi misteriosa se encuadra perfectamente en el pragmatismo, en la acción, en el diálogo y en la reflexión consciente, la cual cosa en mi opinión resulta muy precisa para el trabajo con deportistas y en su aplicación directa en el rendimiento de los mismos. El coaching es portátil, puedes llevártelo a la pista, al vestuario, a la grada, incluso a la competición, y te permite adoptar un papel de líder coach asociado a la figura del entrenador. Éstas características en mi opinión hacen del coaching una herramienta que armoniza perfectamente con el deporte del tenis. Es fácil además encontrar antecedentes como “El juego interior del tenis” de Tim Gallway, libro que se considera pionero del coaching y que parte de la idea de que un mayor control del dialogo interno que se produce en nuestra mente mientras jugamos multiplica nuestro rendimiento.

El coaching propone un acompañamiento al proceso personal que va desde un estado actual a un estado deseado, considerando que la persona posee todos los recursos necesarios para asumir sus objetivos. Dichos recursos se pondrán en marcha siempre que el estado mental del deportista lo permita, por lo tanto un primer punto principal en el coaching incide en el autoconocimiento y la inteligencia emocional. Si conseguimos generar estados mentales exactamente iguales, obtendremos resultados similares – Tony Robbins-.

El coaching, por supuesto, no es milagroso. Des del punto de vista deportivo, el coach por sí solo no puede potenciar el rendimiento de un tenista, pero en demasiadas ocasiones tenistas con las mejores condiciones técnico-tácticas y un desarrollo condicional máximo, no consiguen batir a rivales “a priori” peor preparados. O ¿en cuantas ocasiones jugadores con un alto nivel de desempeño en los entrenamientos no consiguen competir al nivel que se espera de su talento?. De esta manera el entrenador-coach (valga la redundancia) ayuda al jugador a tomar conciencia de sus fortalezas para afrontar sus debilidades, la toma de conciencia nos capacita. En el fondo el coach, ejerce de capacitador, pero más que exigir genera ambientes adecuados para que afloren recursos.  “Es más importante el rival que hay dentro de tu cabeza que el que está al otro lado de la red” – Tim Gallwey.



·        Coaching y preparación integral para el tenista.


Si hay un deporte eminentemente mental ese es el tenis. En mis años de experiencia  he podido comprobar cómo mas allá del dominio técnico, táctico y de la optimización física, el componente mental-emocional es el factor diferencial, el cual permite al jugador rendir más y alcanzar niveles más altos de desempeño. Hasta hace poco, este factor diferencial se ha atribuido al innatismo. La denominada en jerga tenística “dureza de cabeza” o “mentalidad ganadora”,  era algo que o se poseía o no, pero muy pocos entrenadores intentaban  o intentan desarrollar este tipo de habilidades entre sus deportistas; aunque cabe apuntar que no por ignorar su importancia sino porque en muchos casos no dispondrán de los recursos necesarios para hacerlo. Aún hoy en día se sigue escuchando a jugadores, entrenadores y padres otorgar a dichas habilidades un papel fundamental en el tenis con expresiones del tipo “el tenis es todo cabeza”; pero ¿se da en los entrenamientos una prioridad real al componente mental-emocional?, en muchos casos no, a continuación, en las próximas entradas iré publicando una serie de propuestas sobre cómo el coaching y la psicología del deporte pueden ofrecer un entorno de preparación integral para los tenistas.

dimarts, 8 de maig de 2012

El entrenamiento invisible


El deporte de alto rendimiento, así como muchos otros ámbitos, ha vivido en los últimos tiempos una evolución “casi” insostenible. Las ciencias aplicadas y la tecnología han avanzado llevando al deportista de competición a un estadio de excelencia física, técnica y táctica, preparándolo sobradamente para el máximo rendimiento. En este marco de sobrepreparación, la diferencia ya no la marcan las horas de entrenamiento, el talento o el detallado conocimiento  de la lógica del juego, en muchas ocasiones el “plus” dependerá del nivel de compromiso hacia un estilo de vida, lo que se conoce como el entrenamiento invisible.

El entrenamiento invisible es todo aquello que hace el deportista mientras no está entrenando. Actitudes, hábitos, gestión del tiempo, nutrición, descanso… en definitiva su estilo de vida, dentro del cual por su naturaleza “invisible” me gusta incluir su “juego interior” o nivel de preparación mental i emocional. Dado el grado de excelencia que exige rendir en la actualidad, ser un campeón exigirá un desarrollo integral del deportista, en el que sin duda resultará esencial partir des de la persona (entrenamiento invisible) hacia el deportista (entrenamiento visible).
  
                                                       

Un ejemplo reciente es el caso del tenista Novak Djokovic, la misteriosa mejora en su  rendimiento y actitud, la cual lo han llevado a ser indiscutible número uno, ha sido según el propio tenista gracias al minucioso seguimiento en su nutrición por  Igor Cetojeviv. El destacado nutricionista especialista en medicina oriental eliminó el gluten de su dieta. Más allá de la posible intolerancia del tenista hacia el gluten, el secreto yace en el establecimiento de un mayor compromiso con sus objetivos, el esfuerzo de cuidar hasta el más mínimo detalle la alimentación, el orden, el descanso y hasta los propios pensamientos, han conducido a Djokovic a un cambio de actitud y una mejor preparación mental. Des de lo personal e invisible hacia lo deportivo: pensando, comiendo, descansando, viviendo e incluso soñando, para competir como un número uno.

dilluns, 6 de febrer de 2012

¿ Por qué corréis ?


Salir a correr  ha sido siempre una de las mas habituales prácticas deportivas, algunos de estos corredores incluso de vez en cuando han venido participando en las denominadas carreras populares. En la actualidad, ya hace un tiempo que los corredores populares ya no son aquellos pocos incomprendidos, cada vez son mas los llamados “runners” que preparan pruebas de larga distancia, compiten contra sus propias marcas y colapsan las inscripciones de las carreras populares. Las pruebas de utraresistencia ya no son cosa solo de unos pocos “locos”, y con frecuencia nos aparecen nombres de nuevos retos y nuevas historias de superación : el team Hoyt, Simon Wheatcroft, Josef Ajram y un interminable etcétera.

La realidad es que actualmente la resistencia vende, y las cadenas de gimnasios deben realmente esforzar-se para no perder clientes que prefieren correr o pedalear libremente por su entorno, pero mas allá de su estudio como producto lo que me ocupa este post es su influencia en la vida de las personas y su capacidad para inspirar la autosuperación.

Aqui, ciertas reflexiones alrededor de éstas prácticas:

  • En muchas pruebas de fondo y ultrafondo (a pie, en bicicleta o nadando), en muchos casos el objetivo final es llegar a la meta, no importa tanto la clasificación final o el tiempo. La importancia del proceso por encima del resultado, todos los corredores, triatletas o ciclistas son iguales a diferencia que unos van mas rápido que los otros

  • La resistencia, es una capacidad física muy mental. Entrenar nuestra resistencia física nos hace personas mas tenaces, resilientes y constantes.

  • Aunque se puede entrenar en grupo, lo habitual es hacerlo en solitario. Durante el tiempo en que corres, pedaleas o nadas el contacto con uno mismo es total. Si casi cada dia dedicas ese tiempo para ti, acabas desarrollando habilidades de reflexión y concentración que se ponen en marcha cada vez de manera mas efectiva y rápida. 

  • Mientras estamos en movimiento a menudo centramos nuestra atención en lo que sucede en nuestro interior, pensamientos o sensaciones; no obstante también es igual de reconfortante conectar con el medio que nos rodea mediante sensaciones externas: olores, paisajes o gentes. Ser capaces de discernir desde una auto consciencia interna hacia la relación que mantenemos con el entorno, nos permite conocernos mejor.

  • Con el entrenamiento nuestro organismo se adapta constantemente, cada vez corremos mas deprisa y durante mas tiempo; los músculos y nuestro aspecto también se adapta a las necesidades a las que los exponemos. Nos superamos y mejoramos. La esencia y consciencia de que somos cambiantes y nos superamos nos hará mas ambiciosos también en nuestros objetivos no deportivos.

  • Correr es una acción básica motriz evolutivamente ancestral, cuando corremos, la acción en si no se desvía demasiado de los homínidos que perseguían presas o huían de sus predadores. En cierto modo, y metafóricamente cuando salimos a correr estamos conectando con nuestros antepasados y nos estamos entrenando de una manera muy “humana”.

Algunos inspiradores ejemplos:

La importancia del proceso, Kilian Jornet.

 
 El campeón del mundo de maratones de montaña, se aleja momentáneamente de la competición para volver a sentir la esencia de la actividad que le apasiona, sin importarle el éxito efímero de los resultados.

Josef Ajram, en Marathon des Sables.
Reportaje de una de las pruebas de ultrafondo mas duras y bonitas. El eslogan de Josef, ¿dónde está el límite? Inspira y motiva para buscar siempre objetivos ambiciosos, alcanzando nuestro límite para colocarlo mas y mas lejos cada vez. Practicar deportes de resistencia te ofrece una fuente inagotable de inspiración y ilusión, ya que es habitual que aparezcan nuevos retos en los corredores que ya han cumplido lo que se propusieron.

Al Team Hoyt, mas que los músculos lo impulsa el corazón.




¿Vosotros por qué corréis?

dijous, 5 de gener de 2012

El arte de la guerra de Sun Tzu. ¿Aplicaciones en el deporte?

El arte de la guerra” de Sun Tzu, datado en el siglo quinto a. C. , es el primer libro conocido de estrategia militar y sus conclusiones son aplicadas hoy en día al mundo de los negocios y el entrenamiento corporativo. En esta entrada os presento algunas aplicaciones de este milenario escrito para una concepción integral del deporte y el rendimiento.


*En cursiva, cinco de los preceptos de Sun Tzu que se encuentran en el libro


El arte de la guerra se basa en el engaño. Por lo tanto, cuando es capaz de atacar, ha de aparentar incapacidad; cuando las tropas se mueven, aparentar inactividad. Si está cerca del enemigo, ha de hacerle creer que está lejos; si está lejos, aparentar que se está cerca.
En el deporte de competición, las apariencias pueden ser trabajadas mediante el lenguaje no verbal. Un buen competidor debe de mostrarse firme e invariable sea cual sea su estado anímico o físico. Especialmente en los deportes de duelo individual, como el tenis, el deportista no debe mostrarse irritable ante el fracaso al perder un punto o abatido cuando sus fuerzas empiecen a flaquear. El engaño al que Sun Tzu  se refiere, en el deporte se aplica a camuflar nuestras emociones y debilidades en los momentos mas comprometidos de la competición. Proyectando una imagen segura, firme e invariable la auto-confianza del deportista también se verá reforzada.

Lo más importante es la victoria y no la persistencia. Esta última no es beneficiosa. Un ejército es como el fuego: si no lo apagas, se consumirá por sí mismo.
El descanso entrena. En la planificación deportiva, los periodos de descanso y los procesos regenerativos son necesarios para asegurar el rendimiento óptimo en el momento deseado. La relación entre horas de práctica y éxito no es directamente proporcional; parafraseando a Sun Tzu la persistencia no asegura la victoria. El entrenamiento invisible, como el descanso, la alimentación y la des-conexión mantendrán el fuego apagado para que arda con mas fuerza en el momento de la batalla.


Cuando las órdenes se dan de manera clara, sencilla y consecuente a las tropas, éstas las aceptan. Cuando las órdenes son confusas, contradictorias y cambiantes las tropas no las aceptan o no las entienden. Cuando las órdenes son razonables, justas, sencillas, claras y consecuentes, existe una satisfacción recíproca entre el líder y el grupo.
Ésta haría referencia a educadores, entrenadores, líderes o capitanes. Una comunicación efectiva es aquella que genera confianza, respeto y motivación. Para liderar de manera efectiva un grupo es necesario adaptar el lenguaje a las características de los deportistas, escoger un mensaje claro y directo y transmitir seguridad usando un tono firme . La satisfacción recíproca entre líder y el grupo propiciará el ambiente adecuado para el aprendizaje, el rendimiento y el éxito.


Prohíbe los augurios para evitar las dudas
Existen augurios en forma de creencias y prejuicios en la mente de muchos deportistas que actúan de manera limitadora. Es el caso de pensamientos del tipo “es imposible ganar ese partido”, “no podemos perder”, “por mucho que me esfuerce nunca seré el mejor”. Hay que tratar de combatir dichas creencias y relativizar la competición: en deporte todo es posible y podemos perder y ganar sea cual sea el adversario; augurar que no puedo vencer me restará la ambición necesaria para hacerlo y augurar que no puedo perder aumentará la ansiedad, la presión y endurecerá los fracasos. Debemos hacer un esfuerzo por centrarnos en el alma de la acción (jugar, saltar, correr, lanzar, golpear...) y neutralizar ese tipo de augurios irracionales, los cuales limitan nuestro rendimiento.


Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro; si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra; si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla.
Es importante conocer a fondo cuales son nuestras fortalezas para potenciarlas y nuestras debilidades para mejorarlas, de la misma manera conocer las fortalezas del rival para neutralizarlas y sus debilidades para atacarlas.