dilluns, 6 de febrer de 2012

¿ Por qué corréis ?


Salir a correr  ha sido siempre una de las mas habituales prácticas deportivas, algunos de estos corredores incluso de vez en cuando han venido participando en las denominadas carreras populares. En la actualidad, ya hace un tiempo que los corredores populares ya no son aquellos pocos incomprendidos, cada vez son mas los llamados “runners” que preparan pruebas de larga distancia, compiten contra sus propias marcas y colapsan las inscripciones de las carreras populares. Las pruebas de utraresistencia ya no son cosa solo de unos pocos “locos”, y con frecuencia nos aparecen nombres de nuevos retos y nuevas historias de superación : el team Hoyt, Simon Wheatcroft, Josef Ajram y un interminable etcétera.

La realidad es que actualmente la resistencia vende, y las cadenas de gimnasios deben realmente esforzar-se para no perder clientes que prefieren correr o pedalear libremente por su entorno, pero mas allá de su estudio como producto lo que me ocupa este post es su influencia en la vida de las personas y su capacidad para inspirar la autosuperación.

Aqui, ciertas reflexiones alrededor de éstas prácticas:

  • En muchas pruebas de fondo y ultrafondo (a pie, en bicicleta o nadando), en muchos casos el objetivo final es llegar a la meta, no importa tanto la clasificación final o el tiempo. La importancia del proceso por encima del resultado, todos los corredores, triatletas o ciclistas son iguales a diferencia que unos van mas rápido que los otros

  • La resistencia, es una capacidad física muy mental. Entrenar nuestra resistencia física nos hace personas mas tenaces, resilientes y constantes.

  • Aunque se puede entrenar en grupo, lo habitual es hacerlo en solitario. Durante el tiempo en que corres, pedaleas o nadas el contacto con uno mismo es total. Si casi cada dia dedicas ese tiempo para ti, acabas desarrollando habilidades de reflexión y concentración que se ponen en marcha cada vez de manera mas efectiva y rápida. 

  • Mientras estamos en movimiento a menudo centramos nuestra atención en lo que sucede en nuestro interior, pensamientos o sensaciones; no obstante también es igual de reconfortante conectar con el medio que nos rodea mediante sensaciones externas: olores, paisajes o gentes. Ser capaces de discernir desde una auto consciencia interna hacia la relación que mantenemos con el entorno, nos permite conocernos mejor.

  • Con el entrenamiento nuestro organismo se adapta constantemente, cada vez corremos mas deprisa y durante mas tiempo; los músculos y nuestro aspecto también se adapta a las necesidades a las que los exponemos. Nos superamos y mejoramos. La esencia y consciencia de que somos cambiantes y nos superamos nos hará mas ambiciosos también en nuestros objetivos no deportivos.

  • Correr es una acción básica motriz evolutivamente ancestral, cuando corremos, la acción en si no se desvía demasiado de los homínidos que perseguían presas o huían de sus predadores. En cierto modo, y metafóricamente cuando salimos a correr estamos conectando con nuestros antepasados y nos estamos entrenando de una manera muy “humana”.

Algunos inspiradores ejemplos:

La importancia del proceso, Kilian Jornet.

 
 El campeón del mundo de maratones de montaña, se aleja momentáneamente de la competición para volver a sentir la esencia de la actividad que le apasiona, sin importarle el éxito efímero de los resultados.

Josef Ajram, en Marathon des Sables.
Reportaje de una de las pruebas de ultrafondo mas duras y bonitas. El eslogan de Josef, ¿dónde está el límite? Inspira y motiva para buscar siempre objetivos ambiciosos, alcanzando nuestro límite para colocarlo mas y mas lejos cada vez. Practicar deportes de resistencia te ofrece una fuente inagotable de inspiración y ilusión, ya que es habitual que aparezcan nuevos retos en los corredores que ya han cumplido lo que se propusieron.

Al Team Hoyt, mas que los músculos lo impulsa el corazón.




¿Vosotros por qué corréis?